-->


Para no distraer a Agnese, que está manejando, Giovanni nos llama al celular para saber cuándo partió, así calcula los tiempos y quizá va a buscarla si tarda demasiado. Una cosa que ella no sabía ni qué era: alguien que se preocupe por su vida.
He pensado que invento tantas escenas sobre el amor y en cambio el amor es una cosa para nada escenográfica. También la magia seguramente es mucho más simple de lo que creemos. Y también Dios. Y quizás esto es de verdad el mejor mundo posible.

Milena Agus. El mejor mundo posible

No hay comentarios:

Publicar un comentario