-->


el testigo escucha el relato como un fluir de la conciencia que transmite algo que solo puede definirse a partir de la incertidumbre de lo que no tiene término o no ha podido tenerlo en la forma que nos resignamos a ver como habitual
a no ser que vacilar entre una orilla y otra sea un modo de concluir y aceptar que después de todo no tener final definitivo es una variante comprensible del acabamiento

Juan Villoro. 8.8, el miedo en el espejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada