-->

Antes de dar el salto, quiere que Dios le garantice que va a caer de pie.

Stephen Vizinczey. El hombre del toque mágico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada