-->


Hablaba con dulzura a las chicas y con alegría a los chicos. Casi siempre estaba de buen humor; el resto del tiempo dormía.

Boris Vian. La espuma de los días

No hay comentarios:

Publicar un comentario