-->


En furiosa batalla contra sí mismo, Standish intentó recuperar la compostura: esa fue, tal vez, su perdición. Porque logró, con un esfuerzo tremendo, volver a ser una persona racional.

Herbert Clyde Lewis. El caballero que cayó al mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada