-->


Sin embargo, el hecho es que para la hora del desayuno ya estaban bastante preocupadas por mamá, asunto que me hizo sentir mucho mejor, aunque no tan bien como me hubiera sentido de haberlas encontrado a ambas vomitando los wafles por todos lados. Todavía estaba considerablemente furioso.

Polly Horvath. Las vacaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada