-->


—Es como alguien que deja de fumar —dije—. Pasa un mes, se emborracha y piensa: ¿qué coño? Cuando va por la mitad del segundo cigarrillo, se acuerda de por qué lo dejó. Pero ya ha vuelto a fumar. Así que le quedan unos diez mil cigarrillos más o menos para volver a llegar exactamente al mismo punto en el que estaba antes de encenderlo.

David Gilmour. Cineclub

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada