-->


—Nunca nieva. ¿Nunca nieva? —Obsle rió de veras como ríe un niño ante una buena mentira, animando a próximos combates.

Ursula K. Le Guin. La mano izquierda de la oscuridad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada