-->

La manito de la claustrofobia me agarró del cogote. Me la sacudí y me obligué a tranquilizarme.

Angélica Gorodischer. Floreros de alabastro, alfombras de Bokhara

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada